La ley que deja a los senderistas sin caminos públicos.

Ante la intención del Gobierno de prohibir a senderistas, ciclistas y buscadores de setas transitar por caminos públicos cuando se celebren cacerías, el colectivo Senderismo por España ha iniciado una recogida de firmas a través de la web Change.org. Unas 81.000 personas apoyan ya la petición dirigida al ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Arias Cañete. Según ha publicado el diario El País hace unos días, el Gobierno está estudiando, a petición de los cazadores. Una noticia que ha levantado airadas críticas entre el colectivo senderista. Basan su rechazo en el artículo 45 de la Constitución Española, que señala literalmente que el monte y la naturaleza es de todos los ciudadanos, es un derecho universal el disfrute de la misma.